facebook 48x48     twitter

EDUCACIÓN A LA COMUNIDAD

LA PIEL

La piel es el órgano más extenso del cuerpo. Puede medir 1,6 m2 y pesar 4 Kg. La conforman tres capas: epidermis, dermis e hipodermis. En ella se encuentran diferentes estructuras que le confiere su carácter de órgano de relación con el medio interno, con el medio ambiente, y de barrera contra agresiones físicas, químicas, eléctricas, lumínicas e infecciosas.
Es impermeable al agua y a muchas otras substancias proveyéndonos de una verdadera coraza. Para cumplir con estas funciones, la piel posee células de defensa inmunológica, de soporte, de sensibilidad, de barrera física, de color, nervios, vasos sanguíneos, músculos y glándulas, entre otras. Cada célula contiene ADN que es la información genética que determina su función, comportamiento y vida. Las funciones de las células y de los otros elementos se afectan durante la vida por la edad, la exposición al sol, las condiciones ambientales, los cuidados específicos y por diferentes enfermedades. Las funciones que la piel cumple la llevan a ser un órgano esencial para la vida. 
La epidermis: es la capa más superficial, es la que vemos. La forma un conjunto de células llamadas queratinocitos que nacen en la profundidad de la epidermis en la zona conocida como membrana basal; allí tienen forma cuboidal, avanzan hacia la parte más superficial, y en ese viaje se aplanan hasta volverse muy finas y desprenderse; este proceso demora aproximadamente veinte días. Es decir, aproximadamente cada dos o tres semanas tenemos la superficie de la piel renovada. Sobre la membrana basal se encuentran los melanocitos, células productoras de pigmento que tienen forma de araña; estos inyectan su pigmento a los queratinocitos determinando el color de cada persona.

La dermis: constituye la capa media. Es una estructura fibroelástica formada por una red de colágeno, fibras elásticas y reticulares. En ella se encuentran los vasos sanguíneos, nervios, glándulas, raíces de los pelos, conductos glandulares, receptores de dolor, presión, tacto, temperatura, entre otras estructuras.

La hipodermis o subcutáneo: es la capa más profunda, limita por el fondo con los músculos o los otros órganos. Está formada por las células de grasa o adipocitos, que le dan a la piel una estructura de soporte, defensa, conservación de temperatura y depósito de energía. 
EL PELO

La estructura pilosa o unidad pilosebácea está conformada por el pelo, el músculo erector y una glándula sebácea.


Los pelos son estructuras de piel modificada para básicamente brindar mayor protección, facilitar la sensibilidad y para adornar el cuerpo. Cubren toda la piel excepto palmas y plantas.

El pelo se forma de la raíz que se encuentra en lo profundo de la piel, y está constituido básicamente por queratina que le confiere la dureza. Cada pelo vive alrededor de 4 años y al morir es reemplazado por uno nuevo. El pelo crece aproximadamente 0,3 mm por día, discretamente más rápido en la cabeza de la mujer. Factores genéticos (de nacimiento) y las hormonas determinan el crecimiento del pelo.
espacioespacioespacio espacioespacio espacio
LAS UÑAS

espacio Así como los pelos, las uñas son estructuras modificadas de la piel que se forman con base en queratina dura, que le da el aspecto que vemos.

Cubren las puntas de los dedos para brindarles esencialmente protección y son además, cuando bien cuidadas, un adorno para las manos y los pies. Están formadas por varias estructuras. La madre, donde nace y desde donde crece la uña, se encuentra por encima de la última falange de los dedos, por eso es muy importante evitar los traumas en ese sitio porque pueden originar defectos en la lámina de la uña que crece sobre el lecho que recubre la falange.

¿QUÉ ES Y QUÉ ESTUDIA LA DERMATOLOGÍA?

La dermatología es una especialidad de la medicina, es decir, para obtener el título de especialista en dermatología se requiere el título de médico y cirujano. La formación académica dura 3 o 4 años, y a su vez tiene varias supraespecialidades como dermatopatología, inmunología, cirugía dermatológica, dermatología cosmiátrica, dermatología pediátrica y dermatología oncológica entre otras.

La dermatología estudia el desarrollo, funciones, evolución natural, cambios a través del tiempo y las enfermedades de la piel y las mucosas, el pelo y las uñas, así como los tratamientos clínicos, farmacológicos, quirúrgicos, estéticos, quimioterápicos y otros para la solución de las alteraciones.

Afectan a la piel, el pelo y las uñas más de 2000 diferentes enfermedades congénitas, familiares, hereditarias, inflamatorias, infecciosas, contagiosas, degenerativas, autoinmunes y tumorales, entre otras. La mayoría, de relativo fácil diagnóstico para el médico dermatólogo con el examen clínico, o con el apoyo de las diversas técnicas diagnósticas que incluyen estudios microscópicos, de imágenes, biopsias, análisis de sangre y otros tejidos.

El dermatólogo cuenta con gran variedad de recursos farmacológicos para el tratamiento médico de las diversas alteraciones. Para las enfermedades de manejo quirúrgico como el cáncer, los tumores benignos, anomalías del desarrollo y cicatrización, se dispone de diferentes técnicas como la cirugía convencional, radiocirugía, criocirugía, cirugía micrográfica de Mohs y láser, sólo para mencionar algunas.
  Hoy, dada la evolución tecnológica, existen interesantes equipos que emiten diversos tipos de energía como láser, microdermoabrasores, radiofrecuencia, ultrasonido, térmicos, vibraciones, etc., y sustancias inyectables, para el tratamiento de los cambios producidos por el envejecimiento natural y el efecto nocivo de los rayos solares, permitiendo poder ofrecer a los pacientes una amplia gama de tratamientos dermocosméticos, que contribuye a mejorar su imagen física e inclusive su autoestima. También existen una serie de sustancias generalmente de origen ácido con la que se realiza el procedimiento llamado peeling, que brinda, cuando correctamente aplicado, una excelente mejoría en los procesos de fotoenvejecimento o envejecimiento natural.
Es entonces el médico dermatólogo el profesional idóneo para diagnosticar, orientar y manejar todos los cambios y alteraciones de la piel y mucosas, el pelo y las uñas, determinados por las enfermedades, por la edad y por los efectos del sol.

¿POR QUÉ ENVEJECE LA PIEL?

El envejecimiento de la piel es producto de la información genética de cada individuo, del paso natural del tiempo, del tipo de vida, de la alimentación y de la exposición diaria al sol.

Se sabe que algunas personas tienen por herencia pieles de mejor "calidad" que otras, no obstante, en todas, el paso de los años y los factores ambientales deterioran sus elementos como las células, las fibras elásticas y el colágeno lo que se traduce en arrugas, manchas, queratosis (verrugas), resequedad, callosidades, descamación, pérdida de la elasticidad y firmeza, y, adelgazamiento y debilidad que facilita las hemorragias con traumas mínimos.

El cuidado de la piel desde los primeros años logra disminuir de manera significante la influencia de estos factores.
 espacio

¿CÓMO CUIDAR LA PIEL? Generalidades


La piel mantiene la lubricación gracias a la producción proveniente de las glándulas sebáceas y sudoríparas. Esta propiedad se ve afectada por las condiciones ambientales, la exposición al sol, el clima, el uso continuo de jabones y sustancias irritantes, las enfermedades y el envejecimiento natural de la piel, que llevan a que las glándulas funcionen inadecuadamente. Los hidratantes aumentan el contenido de agua en las capas superiores de la piel (atraen agua del medio ambiente y de los tejidos internos), los humectantes ayudan a sostener el agua, y los emolientes son sustancias que ayudan a mantener la sensación suave y tersa. La textura de la piel está dada por el buen soporte que le dan las fibras colágenas y las elásticas.

Tanto el pelo como las uñas se ven afectados por los mismos factores que la piel, así como por el uso de elementos químicos utilizados en la fabricación de jabones, champús, tintes, esmaltes y otros cosméticos, por aparatos que generalmente producen calor como los secadores y planchas para el pelo y, por los zapatos que pueden comprimir de manera indebida las uñas.

Conservar la buena salud, la adecuada alimentación, prevenir los efectos del medio externo y utilizar medicamentos o productos dermocosméticos de calidad, son factores fundamentales para lograr mantener la piel, el pelo y las uñas en buen estado.

¿CÓMO CUIDAR LA PIEL DE LA CARA?

El cuidado elemental de la piel de la cara se basa en la limpieza diaria, la fotoprotección, el uso de hidratantes y humectantes, y la prevención del envejecimiento.

Es mandatorio en la limpieza diaria no usar jabones, cepillos, estropajos, esponjas o toallas de limpieza, que quitan la grasa de la piel y lastiman las capas más superficiales. 

Se debe usar limpiadores sintéticos o aguas micelares, aplicados bien sea con la mano o con una torunda de algodón fino.Para la hidratación de la cara se debe escoger una buena loción o crema según el tipo de piel, producido por laboratorios nacionales o extranjeros ampliamente reconocidos por su calidad científica, a base de ácido hialurónico, ceramidas, vitamina E, vitamina C, aceites vegetales, antiradicales libres, urea, ácido glicólico, lactato de sodio y amonio, en otras sustancias.

La fotoprotección se debe realizar con protectores solares de muy buena calidad, que sólo son producidos por laboratorios dermatológicos, y con el factor de protección suficiente según el tipo de piel; es muy importante también escoger adecuadamente si se usa crema, loción, gel, aerosol o polvo. Los protectores solares duran en actividad aproximadamente 4 horas si no hay exposición directa al sol, y en condiciones de exposición directa a él (en la calle, paseos, deportes, piscinas, mar), en situaciones que originen sudoración excesiva o contacto con el agua, la actividad se hace mucho más corta, por eso, en el día a día sin exposición directa al sol el protector se debe aplicar por la mañana y al medio día, pero en las otras condiciones descritas se debe hacer cada 2 horas.

En la actualidad se considera un deber de los adultos iniciar y enseñar la cultura de la fotoprotección a los niños.
Para prevenir el envejecimiento o atenuar sus efectos, se debe usar sustancias a base de retinaldehido, vitamina C, retinol, ácido glicólico, ácido retinoico, vitamina E, ácido hialurónico, entre otras muchas, las que penetran en la piel restaurando las células y tejidos de soporte como el colágeno y las fibras elásticas.

¿CÓMO CUIDAR LA PIEL DEL CUERPO?

Desde la infancia, se debe evitar sobre la piel el uso de jabones y en especial los llamados antibacteriales; tampoco se debe usar el jabón para lavar ropa o el champú que es para el pelo. El jabón contiene unos elementos que disminuyen y arrastran la grasa natural de la piel. La grasa es fundamental para la tersura y el mantenimiento de la humedad de la piel. En lugar de jabones, se debe utilizar sólo agua o productos sintéticos dermatológicos llamados "syndet".

Es sano evitar la utilización de estropajo, esponjas, piedras, crines de caballo o similares para friccionar la piel. Ellos acaban con la grasa natural. La piel debe ser frotada sólo con la mano. Tampoco usar sustancias irritantes, alcohólicas o talcos porque ayudan a resecarla.

Los fines de semana o cuando disponga de más tiempo, tomar un baño de tina con aromatizantes y espuma de syndets le hará bien a todo el ser. Si no se dispone de una buena tina, se puede mezclar un poco de azúcar con una loción hidratante y frotar la mezcla suavemente sobre la piel, después, aplicar generosamente con tiempo y buena disposición, un aceite o loción hidratante de buena calidad.
Se pude hacer de este momento un instante maravilloso para compartir con la pareja o con los niños, es alimento para el alma. Llevar como premisa que la piel de uno debe ser tocada por uno mismo o por quien uno escoja.

Se debería incorporar el hábito y enseñarlo a los niños, de hidratar su cuerpo mínimo dos veces en el día, preferiblemente en la mañana después del baño y antes de acostarse. Al poco tiempo de comenzar a hacerlo, sin darse cuenta, entrará a hacer parte de la rutina diaria como cepillarse los dientes. Aprovechar esos momentos como los del baño, para expresar afecto a los seres queridos resulta benéfico para el espíritu.
Tener presente:
-No lastimar la piel con sustancias o elementos irritantes o traumáticos y mantenerla bien hidratada-

-El dermatólogo sabrá indicar el syndet y los hidratantes más adecuados-

¿CÓMO CUIDAR EL PELO?
El pelo es una estructura muy importante por su función de barrera, sensibilidad y de adorno. La forma, longitud y color del pelo están determinados genéticamente. Para el cuidado del pelo se debe escoger un champú de buena calidad, el que mejor se adapte al tipo de pelo, y después del lavado usar un acondicionador o crema que facilite el peinado.

Evitar en la medida de lo posible el uso continuo de secadores, alisadores y planchas, dado que todos estos aparatos generan calor y a largo plazo deterioran el pelo.

El uso de tintes, en lo posible con bajo contenido de sustancias químicas, pueden dar al pelo variedad conforme a las modas, etapa de la vida o circunstancia. Un buen estilista resulta siempre muy útil para orientar o realizar el tinturado. Las mujeres que gustan de tinturar los vellos del cuerpo, deben buscar siempre elementos de alta calidad, para minimizar la posibilidad de accidentes como quemaduras.
 
espacio 
¿CÓMO CUIDAR LAS UÑAS?

Las uñas como elemento de protección y de adorno deben ser cuidados con esmero y dedicación. Cada persona debe tener sus propios instrumentos para el cuidado de ellas, y así se evitar la propagación y el contagio de algunas enfermedades. Es importante, al hacer oficios domésticos, el uso de guantes para evitar el deterioro y la aparición de hongos por la humedad. También, deben hidratarse con medicamentos especiales para ello.

El corte de las uñas de los pies debe ser cuadrado lo que evitará que se "entierren". No se debe cortar la cutícula pues esta estructura está diseñada para evitar el ingreso de microbios entre la piel y la lámina ungüeal, ni hacer presión sobre la zona de la madre de la uña. Al despintarlas utilizar removedores suaves. Limpiar delicadamente por debajo de la lámina de la uña evitando elementos punzantes, es preferible usar cepillos. La misma persona, o una buena y cuidadosa manicurista ayudará a mantener las uñas sanas y hermosas.

El médico dermatólogo es el único médico especialista en las alteraciones y enfermedades de la piel, por lo tanto, es el profesional idóneo para orientar y recomendar los mejores productos que ayuden a mantener la piel en buen estado. Además, conoce científicamente el funcionamiento así como el comportamiento de las diferentes sustancias que ayudan a su cuidado, y, permanece en estrecho contacto con la industria farmacéutica, en procura de desarrollar nuevos y mejores productos para el cuidado de la piel, el pelo y las uñas.
En resumen:
La limpieza adecuada, la protección contra el sol, la hidratación y la prevención del envejecimiento de la piel, el pelo y las uñas es sencilla: seleccionar buenos productos y constancia en el uso.

-El dermatólogo sabrá indicar los limpiadores, hidratantes y protectores solares más adecuados-

EL SOL

¿Por qué y cómo usar el protector solar?

El sol es fuente de vida, por ello, hay que amarlo con respeto. Él emite diferentes tipos de rayos como la luz natural o visible, los infrarrojos y los llamados ultravioleta (UV). Estos últimos en particular, cuando logran vencer las barreras de defensa de la piel debido a la exposición prolongada y sin la protección adecuada, son los responsables de un gran número de alteraciones y enfermedades de la piel, que incluye el cáncer.
La luz solar se origina en el núcleo del sol donde se libera energía, la cual es absorbida en gran parte por la atmósfera terrestre en particular por la capa de ozono, y al llegar a la superficie de la tierra también la piel la absorbe dependiendo de las estaciones, la hora, la localización geográfica y la polución. Se debe evitar la absorción exagerada de esa energía.
Los rayos UV tienen muchos efectos benéficos pero sus efectos nocivos son también sumamente importantes, dado que al penetrar en la piel producen alteraciones en el ADN de las células, modificando la genética, es decir, la información de cómo funcionar; además, alteran las proteínas y reacciones enzimáticas, permiten la generación de radicales libres y causan la muerte de las células. La exposición inadecuada al sol tiene efecto acumulativo; no solamente asolearse los fines de semana de manera exagerada es el problema, si no, el sol que día a día absorbemos, al salir de casa, al caminar por las calles, en las zonas descubiertas, al dirigir un vehículo, etc., de allí la importancia de protegernos de manera adecuada y con responsabilidad desde la infancia. Las pieles más blancas tienen menos defensa contra los rayos UV. Desde el punto de vista orgánico el mayor riesgo por el daño es el cáncer de la piel, y desde el estético la aparición de arrugas, manchas, queratosis y pérdida de la vitalidad.
Debido a los múltiples efectos lesivos originados de la radiación solar, los médicos especialista en dermatología somos cada vez más enfáticos en recomendar evitar la exposición solar diaria acumulativa, la exposición directa prolongada y el bronceado en cámaras.
Protegerse del sol es entonces muy importante. Se debe evitar la exposición solar entre las 10 AM y 2 PM, cuando los rayos son más perpendiculares. Debe usarse ropas adecuadas, preferiblemente con protección UV, y protectores solares en crema, loción, gel, polvos o aerosol, según el tipo de piel. El protector solar se aplica en poca cantidad, suficiente para cubrir la zona a proteger, por la mañana y al medio día cuando no se esté expuesto al sol, y cada dos horas si hay exposición directa o sudoración excesiva. Se debe hacer del uso del protector solar un estilo de vida, una sana costumbre diaria como el cepillado de los dientes, desde la infancia.

¿QUÉ ES EL CÁNCER DE LA PIEL?
El cáncer es la transformación de una célula en otra donde pierde sus características de forma y función. El cáncer de la piel se pude presentar por factores genéticos, transformación de lunares, exposición al sol, contacto con algunas sustancias, por invasión desde otros órganos, y otras causas. Hay varios tipos de cáncer en la piel. La mayoría causan daño local sin invadir otros órganos, pero algunos sí tienen la capacidad de hacer metástasis, es decir, de invadir a distancia y en consecuencia poner en riesgo la vida.

El cáncer en la piel se puede manifestar de diversas formas, por ejemplo: manchas, placas, pápulas, hundimientos, descamaciones, úlceras, nódulos, o lo que algunas personas equivocadamente llaman verrugas o lunares.

El diagnóstico temprano y oportuno permitirá que el dermatólogo pueda ofrecer con éxito el tratamiento más adecuado, que generalmente es la cirugía, y a veces es necesario utilizar otros métodos como radioterapia, quimioterapia, criocirugía. Algunos casos requieren de la participación de otros especialistas como cancerólogos u otros cirujanos según la localización del tumor.

¿QUÉ ES EL ACNÉ?

Existe en la piel un conjunto de estructuras llamada "unidad pilosebácea", constituida por un pelo, glándulas sebáceas y un músculo, que como su nombre lo indica, producen sebo. Ellas predominan en la cara, los hombros y en el tronco. Estas unidades funcionan desde antes de nacer hasta la vejez. Entran a trabajar y a producir el sebo en diferentes momentos de la vida, el que es fundamental para mantener la superficie de la piel en buen estado.

La presente, es una forma simple de definir qué es el acné. Se trata de una enfermedad inflamatoria de la "unidad pilosebácea", con retención del sebo. Intervienen en esta inflamación factores genéticos, hereditarios, ambientales, infecciosos y anomalías de las glándulas.
 
Cuando la unidad pilosebácea enferma comienza a trabajar y no tiene por donde sacar el sebo, la boca de las glándulas está cerrada, el sebo es grueso y se acumula formando la bolita roja o el granito que fácilmente se infecta con bacterias, tornándose amarillenta o verde por el pus, se tendrá las lesiones características del acné. Si se aprieta la lesión, se romperá dejando una cicatriz e infectando a las glándulas vecinas. Durante la pubertad y la adolescencia, por el inicio del trabajo de las hormonas sexuales, el acné se hace más frecuente porque las glándulas sebáceas son sensibles a las hormonas. Se ha visto que factores psicológicos y emocionales también intervienen, y quizás, de alguna manera, en algunas personas, el sobrepeso y el consumo de leche y harinas. Es claro entonces, que en cualquier momento de la vida puede aparecer acné.

El estudio que -el dermatólogo de confianza realice- para concluir que tipo de acné presenta el enfermo, lo llevará a decidir el mejor esquema de tratamiento conforme a las características del paciente y del acné. Es importante tener siempre presente, que cada enfermo es un ser individual y en consecuencia el tratamiento dirigido a una persona no es el mismo para todas.

DEPILACIÓN: Riesgos y Beneficios

  Existen diversos métodos para depilar y deben ser seleccionados cuidadosamente en procura de prevenir irritaciones, manchas o quemaduras en la piel, teniendo presente que el pelo cumple varias funciones.

La depilación puede hacerse de manera transitoria por diversos métodos y de manera definitiva especialmente con equipos láser.
En los últimos años, en especial en el presente siglo, en algunas ciudades, como en la que vivo, en procura de vender servicios o aparatos, hay la tendencia a mostrar que el pelo es un elemento "sucio" o "antiestético", concepto absolutamente ajeno a la verdad - la naturaleza los prodiga -. Es importante reflexionar con responsabilidad antes de tomar una decisión de depilación definitiva, dado que las "modas" son cambiantes y circunstanciales.

Se debe tener en cuenta que después de desaparecer la raíz del pelo no hay forma posible de recuperarla.
Hay casos, generalmente en mujeres, en que por razones médicas como en algunas alteraciones hormonales o por herencia, se tiene mucho más pelo que la mayoría de las personas, o se aumenta el pelo de manera importante o aparece en lugares donde regularmente no existen, y que lleva a orientar al paciente a un proceso de depilación definitiva.

Es bueno saber que la depilación o rasurado de las cejas puede en ocasiones ser irreversible. Las cejas son un adorno fundamental para la cara, que confiere a la mujer aire de sabiduría y elegancia, amén de su importante función de impedir que pequeños elementos caigan en los ojos.

Se debe siempre:
-Consultar al dermatólogo de confianza que podrá
recomendar el lugar adecuado con especialistas en dermatología para realizar la depilación definitiva- 



El BRONCEADO

En algunas culturas se ha hecho popular tener la piel de color bronce. Es importante saber que las cámaras bronceadoras, por cierto prohibidas en varios países, originan una carga de energía en la piel que trae consecuencias negativas, inclusive de envejecimiento de la piel y de cáncer.

Hay sustancias químicas que aplicadas sobre la piel pueden conferir un color bronceado. Estos elementos excepto en casos de alergia, pueden ser utilizados procurando escoger productos de laboratorios farmacéuticos debidamente reconocidos. 

MATERIALES DE RELLENO Y TOXINA BOTULÍNICA

La búsqueda de la permanente "apariencia juvenil" ha llevado a desarrollar sustancias y materiales de relleno que atenúen las arrugas y los surcos naturales que se profundizan con la edad. Lamentablemente no todos ellos son beneficiosos ni inocuos, por el contrario, algunos, desde que fueron inventados, mostraron ser lesivos para la salud. Los biopolímeros son los elementos de este tipo que mayor daño causa en el organismo; nunca y bajo ninguna circunstancia deberían ser aplicados en las personas; ellos no se reabsorben y pueden migrar a otros lugares diferentes del punto de aplicación con consecuencias en ocasiones mortales.

Se dispone en la actualidad de materiales de relleno "nobles" que se absorben en tiempo variable, y que cuando aplicados por dermatólogos u otros médicos especialistas debidamente entrenados para ello, presentan mínimas complicaciones, como por ejemplo el ácido hialurónico. Muchas personas no saben que sólo los médicos están autorizados para inyectar sustancias en el organismo. Vale la pena siempre consultar con -el dermatólogo de confianza- que orientará la mejor decisión y está preparado para manejar las complicaciones que eventualmente se pudieran presentar.

En el mismo tenor, la toxina botulínica, que se ha hecho popular, ofrece excelentes resultados temporales, pero su aplicación puede originar complicaciones importantes, como la parálisis transitoria de los párpados. Nadie está exento de una complicación usando las técnicas adecuadas, pero cuando ellas ocurren en manos profesionales médicas, el manejo de la situación será el correcto. Siempre debe ser aplicada por un médico experto.

TATUAJES Y PIRCINGS

Cada ser es libre de hacer de sí y consigo lo que ha bien tenga, de modo que permitir o aceptar la realización de tatuajes en la piel o ponerse aretes en sitios socialmente no convencionales, es respetable.

No obstante dado las implicaciones negativas que para el organismo pueden tener como son las infecciones, el contagio de enfermedades que incluye SIDA, hepatitis B, hepatitis C, la aparición de cicatrices anormales como el queloide, etc., además de las implicaciones socioculturales y laborales, pues es bien conocido que muchas instituciones serias e importantes no contratan personas con tatuajes o pircings porque se ha visto que ellas pueden incurrir con mayor facilidad en actos de violación de normas sociales, muchas personas lo hacen, en especial los jóvenes, y casi siempre después de un tiempo se arrepienten y buscan retirarlos de su cuerpo.
En el caso de los tatuajes, el dermatólogo podrá recomendar algún método para la remoción como cirugía, dermoabrasión o láser, aunque muchas veces no es posible eliminarlos en su totalidad. Cuando se trate de queloides debidos a pircings, se puede intentar la mejoría mediante infiltraciones, criocirugía o radioterapia. Por todos los problemas que pueden generar esas técnicas, recomiendo siempre a mis pacientes abstenerse de tatuar su piel o ponerse pircings.

En 2003 escribí en mi libro "Historia de la Dermatología Vallecaucana de 1939 a 2003", esta definición de la piel que la comparto aquí:
"La Piel nos protege e intercomunica, es nuestra imagen y el órgano del amor;
a través de ella expresamos estado de ánimo, percibimos el mundo exterior e interior, contemplamos, amamos y sentimos;
es el mejor espejo de la vida, en consecuencia, mantengámosla sana y hermosa cuidándola como lo que es: un extenso tesoro"
CIVH.

barradeff
Todos los derechos reservados.  Website por:   LOGO-WSFactory-png

 

logo parque_powered_by